¿Sabíais que el 20 de febrero ha sido el Día Internacional de los Gatos? A los madrileños se les conoce a veces por este mote, “gatos”. No será por silenciosos, desde luego… ¿A lo mejor es por su pelaje denso y suave, como la cabellera de Gorjuss?

Para celebrar este día tan señalado, Gorjuss se ha ido de excursión a Madrid. De día completo. Aquí la vemos posando frente al monumento más emblemático de la ciudad. (¡Anda que como venga un guardia le va a poner una multa de tiritona!).

Gorjuss está en Madrid

En la Puerta de Alcalá empiezan muchas cosas buenas. Un paseo por el Retiro, una comida en alguna terracita de las callejuelas entre Velázquez, Serrano, Goya… Hacia abajo, Cibeles, el centro, Sol (mucho sol, siempre sol, que Madrid es una de las ciudades con los cielos más bonitos del mundo, eso ya lo decía Velázquez, el pintor de la calle, precisamente).
Pues aquí en esta Puerta de Alcalá comienza Gorjuss su día en Madrid, agazapada como una gata entre las flores, y hace un día de esos estupendos, aunque un poco frío todavía, eso sí.
¿Sabéis lo mejor de Madrid? Se ha dicho siempre: acoge a tod@s con los brazos abiertos. Sobre todo si te desplazas a pie o en metro, porque el tráfico, a veces… eso es lo peor, como en tantas otras ciudades. Conviene vivir Madrid a patita además para ver las casas tan bonitas que tiene, con fachadas y balcones de fábula, casas que tienen vida, que sugieren mil historias…

 

b93d5c224b8546c06393cb7c1f847884

 

Gorjuss vino a Madrid por un día, pero se quedó a pasar la noche, y otro día, y otra noche… ¡y pa mí que se va a quedar para siempre! No me extraña. Siempre ha sido un poco “gata”. ¡Bienvenida!